Cork. Octubre de 2019

Por segundo año consecutivo he tenido el placer de asistir al seminario europeo anual de Zentangle ®. Aparte de la belleza de las tierras Irlandesas, sería muy difícil describir con palabras la experiencia de participar en un evento de esta tipo, pero merece la pena intentarlo. Allá voy.

Este tipo de evento es cerrado para CZTs (Certified Zentangle ® Teacher), es decir, es una convocatoria sólo para profesores certificados.

Este es el fabuloso hotel Celtic Ross, en Rosscarbery

Quizás os preguntéis cómo nos organizamos. Suele encargarse una de las compañeras, – en este caso fue Caroline Mc’Namara de UK, que se ofreció para organizar el evento, de manera altruista. Se suele elegir un hotel de los que llamaríamos «con encanto». El de Cork lo cumple con creces, no sólo por el enclave en que está ubicado al lado del Atlántico, sino porque la comida es excelente, y el personal brinda un trato exquisito a los clientes.

Debéis saber que el ritmo de estos seminarios es intensísimo, se trabaja mucho y se descansa poco, para poder compartir el máximo de proyectos. A las 8:30 AM empiezan las clases y algunos de los propios participantes imparten las clases de manera desinteresada. Los ejercicios propuestos, cada año se superan, hay clases de lo más variadas, algunas más enfocadas a la parte Zen del método y otras más ligadas al ZIA (arte inspirado en Zentangle ®). Se suele tener un descanso a media mañana y otro a media tarde, más el tiempo dedicado a la comida (en horario europeo, por supuesto).

Por la noche, después de la cena suele haber tiempo para disfrutar de una Guinness o un Hot Toddy, y charlar con los compañeros de distintas nacionalidades. La sensación es la de estar con gente que conocieras de toda la vida. Ni el idioma, ni la edad, ni nada, puede alterar el fabuloso ambiente creado por la pasión que todos tenemos por el Zentangle. ¡Es algo que hay que vivir, no se puede explicar!.

Este año, mi compañera y amiga Inge Frasch – de Bavaria, me sorprendió con un regalo precioso: un libro hecho a mano por ella, y una caja de acuarelas Coliro. Es una muestra de la generosidad que se puede encontrar en esa comunidad a nivel mundial, es asombroso 🙂

Este año tuvimos 2 sorpresas especiales, una de ellas fue que Nancy Domnauer nos visitó desde USA y tuvimos el placer de tener una clase de tesela Opus con ella (para quien no lo sepa, la tesela Opus es la más grande que existe en esta técnica, y mide 27X27 cm.¡todo un reto llenarla! Y Nancy nos dió unas ideas muy ingeniosas para ello. La segunda alegría fue que Marguerite Samama, – que no había podido venir este año, nos pudo impartir su clase de Relaxagons online, pudimos conectarnos con ella, y seguir su clase de manera remota, fue muy divertido.

Con Nancy Domnauer

Además, otra de las sesiones que esperamos siempre con emoción es en la que Marieke Sánchez, compañera y además asesora en Royal Talens, nos cuenta las novedades sobre sus productos y nos entrega una bolsa con material para que lo probemos. También patrocinan el evento proporcionando el material para casi todos los talleres, es como si fuera tu cumpleaños y vinieran los Reyes Magos ¡todo junto!

Y para ilustrar todo esto, os dejo algunas fotos más sobre nuestra estancia en Cork.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *